/
60% descuento en la primera sesión - valor máximo $25 Selecciona el cupón y obtén la mejor lectura que alguna vez hayas experimentado! Elige a tu Psíquico

Los secretos de la lectura de mente: 3 claves para dominar la habilidad

Los secretos de la lectura de mente: 3 claves para dominar la habilidad

Leer los pensamientos de otras personas puede parecer un superpoder ficticio o simplemente un truco.

La verdad es que algunas personas tienen un don innato para leer la mente. Para aquellas  que no la tenemos, es una habilidad que podemos aprender hasta cierto punto.

Desarrollar tu capacidad para leer la mente puede ayudarte a mejorar tu carrera, tu vida amorosa y tus relaciones familiares. ¿Qué piensa realmente tu jefe de ti? ¿Tu pareja está pensando en otra persona cuando está contigo? ¿Cómo puedes acercarte a tu cónyuge?

La gente está constantemente enviando señales y transmitiendo pensamientos, solo necesitas aprender a sintonizar con ellos. Requiere mucha práctica, pero con el tiempo vas a poder visualizar más allá de las palabras y entender lo que realmente están tratando de decirte.

HAZ DE LA COMUNICACIÓN NO VERBAL TU MEJOR AMIGA

La lectura de mente comienza con el lenguaje corporal. Presta atención a las señales físicas subconscientes a través del tacto, el movimiento, la voz y el contacto visual. Cada detalle es importante.

Se puede obtener mucho de los gestos con las manos. Por ejemplo, las personas que muestran las palmas abiertas son consideradas honestas y sinceras. Aquellas personas que esconden sus pulgares dentro de sus bolsillos significa que carecen de confianza y se sienten inseguros.

Mirar a los ojos es otra gran señal. Puede revelar mucho sobre los sentimientos o pensamientos de una persona. El contacto visual directo indica que la persona está interesada y atenta. Por otro lado, alguien que constantemente desvía la mirada significa que  está distraído, se siente incómodo o esconde algo. Cubrirse la boca puede indicar que la persona está ocultando una reacción emocional o un desacuerdo y morderse los labios significa que está estresada, preocupada o ansiosa.

La postura también revela mucho. La postura abierta, con los brazos y las piernas sin cruzar, sugiere apertura y accesibilidad. Ocultar el cuerpo con los brazos cruzados puede ser una señal de que la persona no esté de acuerdo con algo  o prefiera no interactuar.

CONVIÉRTETE EN UN BUEN OYENTE

La mejor manera de mejorar tus habilidades para leer la mente es simplemente a través de la escucha. Suena fácil, pero significa estar presente de manera genuina prestando a la persona toda tu atención. ¡Y no interrumpas! Escuchar es mucho más que esperar tu turno para hablar, es prestar atención a lo que están y lo que no están diciendo.

CONFÍA EN TU INTUICIÓN

Un experto en lectura de mente, también conocido como telépata o mentalista, puede ver su yo más íntimo. Algunos son empáticos, poseen un don con el que son capaces de acceder a tu mente a nivel emocional. Otros son espectadores remotos que pueden acceder a un sexto sentido que les permite sintonizar sus pensamientos como una película o una radio. Los lectores de mente también pueden ser personas altamente capacitadas e intuitivas que han desarrollado su capacidad con el tiempo y la práctica.

Una cosa que todos ellos tienen en común: escuchan su intuición. Han aprendido a confiar en ese instinto y a seguir sus sentidos innatos. Para desbloquear tus habilidades para leer la mente, necesitas escuchar a los demás, pero también a tí mismo. Tu intuición puede ayudarte a ver más allá del lenguaje corporal y las palabras para descubrir lo que realmente está pensando una persona.

Los expertos que leen la mente pueden ver a través del conflicto y las preocupaciones que perturban tu mente. Encuentra la calma que necesitas con una sesión de lectura de mente.