60% descuento en la primera sesión - valor máximo $25 Grab your coupon and get the best reading ever! Pick your Psychic

Cómo Tener una Familia Saludable | 9 Consejos para Padres

Cómo Tener una Familia Saludable | 9 Consejos para Padres

Criar hijos requiere mucho amor.

No siempre es fácil, pero el amor construye vínculos familiares fuertes y saludables. Es la clave para una relación saludable entre padres e hijos.

Ser un buen padre no se trata de lo que puedas comprar a tus hijos. Se trata de amarlos siempre, incondicionalmente, incluso cuando has tenido un día largo o cuando te hayan hecho enfadar mucho.

Ese amor significa que quieres lo mejor para tus hijos. A veces, queremos LO mejor para nuestros hijos.  Otras veces, exigimos tanto a nuestros hijos que es imposible cumplir con nuestras expectativas.

¿Cómo es tu crianza?

¿Qué valores familiares les está enseñando a sus hijos?

¿Te gustaría ser un mejor padre?

Recopilamos los mejores consejos para padres de los expertos en relaciones entre padres e hijos de nuestra plataforma. Echa un vistazo a estos 9 consejos para padres que te ayudarán a mejorar tus relaciones familiares.

Establece algunas reglas básicas

Sé claro acerca de las reglas y responsabilidades de cada miembro de la familia y asegúrate de que todos los padres estén en la misma página. Todos en el hogar deben conocer cuáles son las reglas y las consecuencias que hay si las rompen. Por supuesto, esas reglas y castigos siempre deben ser justos y de acuerdo con la edad. Los niños necesitan entender que las acciones tienen consecuencias y es importante que todos los que cuidan de él estén de acuerdo. Si alguien deja de hacer cumplir las reglas, todo el sistema falla.

Critica de manera constructiva

Si tu hijo rompe las reglas, explícale lo que ha hecho mal. Los niños deben entender por qué están siendo castigados. Enfócate en la acción, no en la persona. Critica solo el comportamiento inaceptable y no al niño. No querrás que se sientan culpables por los errores normales de la infancia, que pueden manifestarse en problemas mayores. Este es un momento de aprendizaje. Enséñales lo que hicieron mal, y por qué está mal y qué deben hacer la próxima vez.

Sé un modelo digno a seguir

Los niños son esponjas. Absorben todo de las personas que los rodean, especialmente de sus padres. Vemos nuestros comportamientos, hábitos, actitudes y rasgos de personalidad reflejados en nuestros hijos. Es tu trabajo dar un ejemplo que valga la pena absorber. Muéstrale a tu hijo cómo ser una buena persona en el mundo siendo el tipo de persona que quieres que sea. ¡Observa lo que les dices y haces con tus hijos, incluida la forma en que hablas y te tratas a tí mismo!

Ama a tus hijos tal cual son

Todos somos criaturas maravillosamente únicas y complejas. Todos tienen sus pensamientos, sueños, hábitos, rasgos y peculiaridades, incluidos los que heredamos de nuestros padres. Reconoce a tu hijo como un ser especial con una visión especial del mundo. Quiénes son y lo que ven puede ser diferente de tu experiencia y eso está bien. Apoya e incentiva a tus hijos pero déjalos ser quienes quieran ser y ámalos tal como son.

No fuerces a tu hijo a sociabilizar

Los niños tienen un extraño sentido del verdadero yo de una persona. Si tu hijo se siente incómodo con ciertas personas, no fuerces la interacción. Esto se aplica a otros niños y adultos. Deja que los niños elijan a sus amigos. No obligue a los niños a ser amigos solo porque tú eres amigo o compañero de trabajo de los padres. Y no obligues a los niños a socializar o abrazar a adultos con los que no quieren estar. En su lugar, confía en los instintos de tu hijo.

Crear hábitos

Los niños crecen en un abrir y cerrar de ojos. Haz tantos recuerdos como puedas mientras son jóvenes. Cree tradiciones que celebren su tiempo juntos. Ten una noche de juegos de mesa semanal, lee un libro antes de acostarse todas las noches, cocinen juntos todos los fines de semana, programa una caminata familiar regular o cualquier otra cosa que le guste a tu familia. Son momentos como estos los que crean gratos recuerdos familiares que duran toda la vida.

Practica la crianza digital

Los niños están en línea cada vez más jóvenes. Asegúrate de saber siempre lo que tu hijo está haciendo en Internet. Esté cerca cuando estén en la computadora o dispositivo y pregúntales sobre su actividad. Recuérdales a tus hijos que pueden preguntarte sobre cualquier cosa que encuentren en línea. Puede ser útil explorar los controles parentales en sus teléfonos, tabletas y computadoras para establecer límites sobre el tiempo que permanecen en línea y controlar a qué puede acceder tu hijo.

Responde a todas las preguntas (incluso las que podrían ser incómodas)

Los niños son curiosos. La crianza de los hijos a veces puede parecer un interrogatorio interminable con un aluvión constante de preguntas sobre cada pequeño detalle de la vida cotidiana. No descarte las innumerables preguntas. Cuanto más respondas, más pensará su hijo sobre el mundo que lo rodea y las personas que lo habitan. No importa lo molesto que sea otro "¿por qué?" puede ser, nunca reprima el interés de un niño en el aprendizaje.

Tómate un descanso

Todos los padres necesitan un descanso ocasional. Esto puede ser cuando tienes un bebé o un niño pequeño en casa. Contrata a una niñera y ve al cine o al spa, o simplemente sal a caminar. Cuando tu hijo duerma, no empiece a cocinar ni a limpiar, tómate una siesta o una ducha o lee un libro. Dedica tiempo a hacer algo que disfrutes y que te ayude a sentirte feliz y realizado. Recuerda, no puedes verter de una taza vacía, así que tómese el tiempo para llenar la suya cuando sea necesario.

Ser padre es una de las mayores alegrías de la vida, pero también es un gran desafío. Todos queremos ser padres perfectos, pero no funciona así. Ninguna familia es perfecta. Ni siquiera los que publican fotos perfectas de hermosas familias felices en las redes sociales.

Basta con ser buenos padres que son imperfectos, como todas las personas, pero que dan a sus hijos una infancia feliz. El amor es la inversión más valiosa en el futuro de tus hijos.

Una lectura psíquica puede brindar asesoramiento experto para padres e hijos. Aprende a cómo despertar el crecimiento espiritual de tu hijo desbloqueando su potencial, liberándolo de las demandas sociales y ayudándolo a encontrar sus verdaderas pasiones en la vida. 
 

 

 

 

5
(2135)
2018  Advisor since
11164  Readings
3 Free Minutes
5
(528)
2020  Advisor since
4208  Readings
3 Free Minutes