/

Portales del tiempo

Cuando me entrené en el Colegio de Estudios Psíquicos en Londres en los años 80, estaba constantemente asombrada de la experiencia de ser capaz de tocar otras dimensiones a través de mis conversaciones con el espíritu.

Entonces, ¿cómo funciona? Sabemos que la energía es el factor principal aquí. Cuando mi amado hermano mayor Richard pasó al espíritu a la tierna edad de 46 años en 1998, regresó a mí 6 meses después y me habló al oído sobre lo culpable que se sentía al haber dejado una joven familia de cuatro hijos y una esposa amorosa. Sin embargo, su espíritu y sentido del humor permanecieron intactos, a pesar de la transición a otra dimensión. Él me retornó varias veces de ese modo y yo siempre estuve consciente de que estaba en algún tipo de sueño liviano/trance y la energía que sentía estaba imbuida por una corriente eléctrica, dándole a toda la experiencia una gran claridad.

Pero ¿qué hay de estas "otras dimensiones". Si nos fijamos en los hechos anteriores, parecería que estuve en contacto con un espíritu de otra dimensión y ¿dónde está esa dimensión? Eso no se puede responder en realidad. Porque evaluar el tiempo, el espacio y otras dimensiones es imposible usando parámetros terrenales.

Volvamos ahora a los portales del tiempo o lapsos temporales, donde parecería que una línea invisible cruza a otro período de tiempo. Aquí, no estoy mirando cruzar un continente o dos y tener que poner mi reloj atrasado o adelantado. Estoy tratando de regresar décadas o siglos en el tiempo a otra existencia completamente distinta en un abrir y cerrar de ojos.

Uno de los famosos portales del tiempo era conocido como el Misterio de Versalles. Les dejaré sacar sus propias conclusiones, pero esta historia está muy bien documentada.

El 10 de agosto de 1901, dos académicas femeninas, Charlotte Anne Moberly y Eleanor Jourdain, visitaban el Petit Trianon, un castillo en el recinto del Palacio de Versalles, donde aparentemente pasaron por un portal cronológico o un lapso y «vieron» a María Antonieta y otras personas de ese período caminando.

Hasta este punto no habían estado particularmente enamorados del Palacio y las dos damas, que habían viajado con una comitiva, se encontraron repentinamente solas.

El sentimiento en el aire se convirtió en uno de gran opresión y tristeza y una especie de pesadez que les dio un sentimiento de irrealidad.

Se encontraron con lo que ellas creían que eran jardineros del Palacio que les daban las indicaciones hacia donde ir. Su atuendo, sin embargo, estaba muy de acuerdo con un período georgiano temprano: abrigos grises / verdes largos y sombreros de tres aristas. Había otras personas en el paisaje, igualmente vestidas con trajes "pasados de moda".

Pero era la esencia de la opresión y la pesadez el indicador real de que algo no era normal. Una de estas personas las condujo a la dirección que querían ir, al Petit Trianon.

Cruzando un puente, llegaron a los jardines frente al Palacio, y vieron a una señora dibujando en la hierba que las miraba. La señora llevaba un vestido liviano de verano y un sombrero blanco sombrío y era rubia. La señorita Moberly al principio pensó que era una turista, pero el vestido parecía anticuado. Moberly creía en realidad, que la dama era María Antonieta. Después de esto, se unieron a su comitiva del tour en el Hotel des Reservoirs.

Otro ejemplo de un lapso temporal ocurrió en el verano de 1996, e involucró a un policía de Merseyside llamado Frank.

Frank y su esposa habían ido de compras en su Liverpool natal, en el área de Bold Street, para ser precisos. En la estación central, la pareja paseaba por separado. Frank entró en HMV, y su esposa Carol apareció en Dillons Bookshop.

Fue mientras que Frank se paseaba cerca de la oficina de correos del Liceo, que experimentó la misma opresión y tranquilidad que las dos damas habían sentido en Versalles 95 años antes.

Mientras se empapaba en esta atmósfera extraña, Frank vio cómo una furgoneta estilo casilla de los años 50 lo pasaba. Sobre un lateral, la furgoneta tenía el nombre de la compañía que representaba, "Caplan’s".

Al sentirse repentinamente desorientado por el extraño aspecto de la camioneta y los cambios de energía que estaba experimentando, se dio cuenta de que la librería “Dillons” ahora tenía el nombre de "Cripps", y en lugar de vender libros estaban vendiendo zapatos de señoras y bolsos de mano.

También notó que las personas que lo rodeaban se vestían al estilo de los años cuarenta. Irónicamente, y como para traerlo de vuelta a la actualidad, vio a una joven vestida con traje de los años noventa llevando una bolsa adornada con un logotipo popular. La chica entró en "Cripps".

Siguiéndola al interior de "Cripps", la tienda de repente regresó a Dillons Bookshop en 1996. Frank profundamente desconcertado se volvió hacia la chica y le preguntó si había visto algo extraño, a lo que ella respondió: "Sí, pensé que era una tienda de ropa. Yo iba a echar un vistazo, pero es una librería.

Investigaciones posteriores confirmaron que tanto Cripps como Caplan habían sido empresas basadas en Liverpool en la década de 1950 que ya no comerciaban.

Entonces, ¿hay alguna explicación que se pueda buscar con respecto a estas grietas en el tejido del tiempo y nuestra capacidad aparente de alcanzar otras dimensiones? En un artículo de esta naturaleza, pediría a los físicos entre ustedes que consideren y lean la "Teoría de cuerdas" para encontrar algunas respuestas. Dicha teoría considera la existencia de dimensiones adicionales.

Estos ejemplos anteriores han mostrado cambios repentinos en la atmósfera y la energía. Esto me lleva de nuevo a los trabajos y las experiencias de un clarividente. Como médium activo, siempre digo a mis asistentes que estoy trabajando en sus energías, y que si esas energías empiezan a decaer, mi conexión con la dimensión (es) del espíritu comenzarán a desvanecerse y se convertirán en una conexión telefónica muy mala!

¿Por cuánto, se reduce sólo a la energía que nos conecta con un "cable eléctrico" a través del tiempo, el espacio y a otras dimensiones, o hay algo más en la historia?