/

Deja de analizar excesivamente tu relación

Deja de analizar excesivamente tu relación

Cuando comienzas a salir con alguien, pasas la mayor parte del día pensando en ello. Te enamoras perdidamente y no puedes evitar preguntarte si él o ella siente lo mismo por ti. Tal vez, estés tan interesada que buscas desesperadamente que sienta lo mismo por ti y por eso comienzas a analizar cada vértice de la relación para probar y determinar qué es exactamente lo que siente por ti. A veces, tienes la corazonada que no va a funcionar y decides terminar antes de que haya una posibilidad de iniciarla o, por el contrario, quizás pienses que es “el único” y te aferras y apegas tanto a él que lo único que logras es que huya despavorido.

Cualquiera sea la manera en que canalices la relación, analizarla en exceso te llevará a firmar tu propia sentencia de muerte. Deseamos encontrar el amor de nuestras vidas y que permanezca siempre con nosotros, sin embargo sabemos que esto puede llegar a ser autodestructivo. Las relaciones actuales son de alguna manera estresantes, y el mejor método para que funcione es simplemente esperar y ver qué pasa. No obstante, puede resultar difícil por muchas razones, entre ellas, has logrado salir de una relación en la cual te han lastimado y ahora te cuesta confiar en los demás, te sientes inseguro, o sin experiencia, o te abruma la presión de los demás para que vuelvas a tener otra relación.

Independientemente de la causa, analizar de manera continua y excesiva la relación genera estrés y ansiedad, y definitivamente no es el tipo de persona que se necesita para comenzar una nueva relación. A continuación, te ofrecermos algunos consejos para aprender a romper con el hábito:

No juegues al detective
Las personas son juzgadas muchas veces por su apariencia. Cuando te gusta alguien, lo llamas cuando dices que vas a llamarlo, disfrutas pasar el tiempo con ellos y haces planes. Si el chico hace cosas para demostrar interés en ti, no te enfoques en buscar nimiedades. Para de analizar cada cosa que hace y dice, y de buscar un significado oculto que revele cómo se siente contigo. Sabrás cuáles son sus verdaderos sentimientos hacia ti con el tiempo, intenta no pensar demasiado en ello.

Mantente ocupada
Búscate una distracción para no continuar analizando todo el tiempo tu relación. Si vas a dedicarle tiempo a un nuevo romance, vas a tener que armarte de paciencia y encontrar la manera de estar ocupado. Encuentra un pasatiempo o comienza con uno que habías abandonado. Explora un interés, toma clases, haz planes con amigos. La relación de pareja no es lo único que tiene valor en tu vida, no debería ocupar tu mente o tu corazón todo el tiempo.   

Deja de compartirlo todo
Discuten de cada detalle de cada cita con amigos y familia? Abandona este hábito, al menos por un tiempo. Recuerda que estás intentando evitar analizar todo en forma excesiva, eso significa no pensar ni hablar demasiado de la relación. Una cosa es buscar apoyo cuando algo se torna realmente estresante, otra muy distinta es seguir cada movimiento de tu pareja con alguien más, porque terminarás autoconvenciéndote de algo que no existe antes de darle tiempo a que suceda.

Ponte fechas límite
Si vas a preocuparte es mejor establecer algunas pautas. Si le enviaste un mensaje hace dos horas y no te ha contestado, significa que ha desaparecido, verdad? Dale algo de tiempo y espacio a tu compañero, no saques tus propias conclusiones, especialmente en la primera etapa de la relación. Quizás no te contestó el mensaje porque estuvo ocupado en el trabajo o porque no suele revisar su celular todo el tiempo. Quizás lo hizo sin pensar y tú le has estado dando vuelta al asunto por horas. Si te sucede otra vez date la oportunidad de no preocuparte. No te permitas preocuparte hasta el día siguiente y descansa la mente soltando ese pensamiento que te causa tanto estrés.

A veces no importa cuánto nos esforcemos, está en nuestra esencia preocuparnos tanto por todo. Cuando un nuevo romance toca tan de cerca a nuestro corazón, lo único que hace en nosotros es ponernos más ansiosos. Si no logras armarte de paciencia, ponte en contacto con un asesor espiritual. Los expertos en relaciones amorosas de Psíquicos te ayudarán a revelar los sentimientos que tanto anhelas descubrir.