/
60% descuento en la primera sesión - valor máximo $25 Selecciona el cupón y obtén la mejor lectura que alguna vez hayas experimentado! Elige a tu Psíquico

Carta de la muerte en el Tarot: Debemos temerle o no?

Hace poco vino una amiga que estaba frenética y asustada temiendo morir porque le había salido la carta de Muerte en su primer tirada. Me dijo también que no esperó ninguna explicación, sino que se levantó y se salió corriendo de la lectura. Hice lo mejor que pude para calmarla y tranquilizarla explicándole que la carta de Muerte no significa realmente la muerte física del cuerpo sino que en realidad se trata de una transformación en la vida. En su caso, estaba dejando ir el pasado a medida que avanzaba hacia el futuro.

Vamos a desglosar los detalles de la carta. La muerte está montada sobre un hermoso caballo blanco que lleva una bandera negra con una rosa mística blanca. La mística rosa blanca indica la vida. La muerte no lleva armas sólo la bandera. La gente se pone de pie y se arrodilla ante la Muerte, ya que la muerte es una verdad inevitable y dolorosa que nos llega a todos. El sol ardiente que se levanta en el fondo es un emblema del renacimiento y de la vida eterna del alma. La vida está en constante transformación a cada momento de cada día.

Dependiendo de la pregunta formulada al momento de la lectura, tal como sucede en una de las preguntas más frecuentes sobre una relación "¿Juan y yo continuaremos juntos o vamos a romper?" Esta carta significaría, para mí, que hay un período de transformación, dejando ir lo viejo para dar paso a lo nuevo. En la posición vertical durante una lectura de relación, habrá un período de transición y se puede esperar una nueva perspectiva y nuevas esperanzas. Las relaciones se mueven a un nuevo nivel o, inevitablemente, algunas pueden terminar. (El resto de las cartas repartidas durante la lectura se elaborarán sobre la carta)

La carta de la Muerte en una posición invertida indica que estás sosteniendo algo que te está impidiendo avanzar. O es una relación o simplemente ira, en la que necesitas concentrarte para dejarla ir porque ya no te sirve. Una vez que dejes de lado esos sentimientos negativos, darás lugar para que cambios más positivos puedan entrar en tu vida. Deja ir el odio para darle espacio al amor, deja de lado los problemas pasados de tu vida, cortando las anclas que te impiden navegar hacia el futuro que estás destinado a tener.