/
60% descuento en la primera sesión - valor máximo $25 Selecciona el cupón y obtén la mejor lectura que alguna vez hayas experimentado! Elige a tu Psíquico

8 formas de inspirar tu creatividad

8 formas de inspirar tu creatividad

La inspiración puede aparecer en el momento menos pensado.

Sucede que hay momentos en los que te encuentras estancado durante días a causa de un bloqueo creativo, e inesperadamente irrumpe de la nada una idea que actúa como motor de inspiración y pasión. Si bien esos momentos son bienvenidos y en muchas ocasiones surgen de la nada, es igualmente cierto que no puedes planificar cuándo tendrá lugar ese tan deseado alivio a tu frustración creativa. Ahora bien, ¿Quién tiene tiempo para esperar a que llegue la inspiración cuando tienes una fecha límite de entrega?

A veces necesitas de la creatividad en ese preciso momento, incluso cuando te sientes sin una gota de inspiración. Por suerte, puedes despertar la creatividad que hay en ti, generalmente cuando dejas de enfocarte en ella. No esperes a que te llegue la creatividad. Prueba estos consejos para despabilar tu inspiración creativa:

Toma un descanso

Cuando te enfrentas a un bloqueo creativo, a veces la forma más simple de evitarlo es alejarse de él por un tiempo. En lugar de mirar una página en blanco, una pantalla o un lienzo, haz otra cosa. Trabaja en un pasatiempo o realiza una actividad que disfrutes, pasa un tiempo con las personas que te gustan o simplemente relájate y permítete soñar.

Muévete

Investigaciones ha demostrado que el ejercicio tiene un efecto estimulante en el cerebro, mejora la cognición y ayuda a generar nuevos pensamientos. Incluso una breve caminata puede ayudarnos a pensar mejor. Además, se ha encontrado que las personas que hacen ejercicio con regularidad piensan con mayor creatividad que las que no lo hacen.

Intenta algo nuevo

Si sientes que tu mente está bloqueada, dale una sacudida buscando nuevas experiencias. Puede ser algo simple, como trabajar en un espacio diferente al habitual o comer en un nuevo restaurante, o algo grande como unas vacaciones emocionantes o una actividad que te haya dado miedo intentar.

Rodéate de color azul

Varios estudios han demostrado que el color azul alienta a las personas a pensar más creativamente. Es un color conectado a los sentimientos de paz y tranquilidad. El azul inspira una sensación de seguridad y comodidad dando espacio a la generación de pensamientos menos estructurados.

Pasa tiempo al aire libre

Emprende una visita a un bosque o al mar y verás la cromoterapia en acción. Nos sentimos tranquilos en la naturaleza no solo porque los tonos de azul y verde son relajantes, sino también porque es un entorno que estimula todos los sentidos. Encuentra un área llena de belleza natural para inspirarte.

Escucha música clásica

Según una investigación, la música compleja que utiliza ciertas frecuencias, como las que se encuentran en la música clásica, puede mejorar la función cerebral, particularmente la creatividad y la inteligencia. Si tus jugos creativos dejan de fluir, intenta activarlos con Mozart o Beethoven y ve qué sucede.

Explora tus emociones

El pensamiento creativo se ha relacionado con emociones positivas, pero los estudios han encontrado que los sentimientos negativos también pueden inspirar la creatividad. Piense en ello como una salida saludable para la ira o la tristeza. La próxima vez que enfrente una emoción negativa, intente canalizar esos sentimientos hacia su salida creativa.

Inmerso en la creatividad

Déjate buscar la inspiración de otros tipos creativos. Pase algún tiempo en la librería, galería de arte o cine con las creaciones que admira. Puede ser particularmente útil disfrutar de algo diferente de lo que estás trabajando. Si eres un escritor, echa un vistazo a algunas obras de arte. Si eres pintor, ve a ver música en vivo.