/
60% descuento en la primera sesión - valor máximo $25 Selecciona el cupón y obtén la mejor lectura que alguna vez hayas experimentado! Elige a tu Psíquico

6 pasos para combatir la nostalgia

6 pasos para combatir la nostalgia

Sin importar la razón, ya sea que hayas cambiado de carrera, reubicado por trabajo o si viajaste al extranjero, la nostalgia puede apareecer repentinamente. No importa qué edad tengas o cuál sea la situación, los sentimientos de melancolía nostálgica pueden surgir y hacerte anhelar estar en tu hogar.

Todos experimentamos la nostalgia de manera diferente; sin embargo, frecuentemente tiende a causar depresión, ansiedad, soledad y aislamiento. En un entorno desconocido, estar lejos de las personas y los lugares que amamos puede hacerte sentir como si estuvieras pasando por una ruptura o llorando una muerte.

En realidad, se trata de nuestro deseo innato de seguridad, estabilidad y amor, sentimientos que generalmente asociamos con el hogar. Sin embargo, estas son necesidades instintivas y conexiones automáticas que incluso aquellas personas con una vida hogareña infeliz pueden sentir.

Afortunadamente, la nostalgia no tiende a perdurar, y generalmente disminuye y fluye. Cualquier emoción que experimentes pasará a medida que te adaptes a tu nuevo entorno, pero no te sorprendas si regresan una vez que te instales.

Si tienes problemas con la nostalgia, recuerda que puede llevar algo de tiempo sentirte mejor, pero definitivamente hay algunas cosas que puedes hacer para acelerar el proceso.

1. Date tiempo para sucumbir a la tristeza

Dado que la nostalgia a menudo puede imitar el dolor de una ruptura, date 24 horas para tratarlo de esa manera. Permítete llorar en un pote de helado mientras miras fotos familiares. Quédate en la cama y mira el programa de televisión favorito de tu mejor amiga. La nostalgia es completamente normal y debes darte tiempo para procesarla, simplemente no permitas que el período de duelo continúe por mucho tiempo.

2. Haz que tu entorno se sienta como en casa

Un nuevo lugar no tiene que sentirse extraño y desconocido. Decora tu espacio con cosas que te den sentimientos cálidos y acogedores del hogar, como recuerdos sentimentales, artículos culturales o religiosos, fotografías o incluso la manta con la que has estado durmiendo desde la infancia.

3. Pasea

Si la nostalgia te hace sentir deprimida, probablemente quieras aislarte. Tu nueva habitación u hogar puede ser un refugio seguro, pero esconderse sólo empeorará los sentimientos. Te has permitido hacer el duelo, ¿verdad? Ahora es el momento de seguir adelante, encontrar cosas que hacer y mantener la mente y el cuerpo activos. ¿No estás segura por dónde empezar? ¡Intenta haciendo un poco de turismo en tu nuevo lugar!

4. No olvides tus pasatiempos

El hecho de que estés fuera de casa no significa que tengas que dejar atrás tus pasatiempos y actividades favoritas. Si jugaste en una liga deportiva en casa, encuentra una en tu nueva ciudad para unirte. Si visitabas tu tienda local de cómics semanalmente, encuentra una donde puedas ir ahora. Un nuevo comienzo también te brinda una gran oportunidad para probar algo nuevo, incluso si te da miedo o no te gusta. Ahora es el momento de tomar un poco de coraje. Además, mantenerte al día con las actividades que amabas en casa o encontrar nuevos pasatiempos, también es una excelente manera de conocer gente nueva.

5. Mantente en contacto (pero no demasiado)

Charlar con amigos y familiares de tu lugar puede ser doloroso, y servir como un recordatorio de cuanto los extrañas, pero la conexión es lo que anhelas en ese momento. No ignores las relaciones de tu casa. En su lugar, envía un mensaje de texto a tu madre, llama a tu mejor amiga o envíale un correo electrónico a tu abuelo. Lo más probable es que ellos también te extrañen. Sin embargo, no pases demasiado tiempo en contacto con tu gente en casa como para ignorar las oportunidades de conocer gente nueva y disfrutar de las experiencias que te rodean hoy.

6. Habla sobre la nostalgia que sientes

No estás sola. Si bien es más común entre niños y adolescentes, la nostalgia puede ocurrirle a cualquiera en cualquier momento. No te sientas avergonzada de hablar sobrecómo sientes. Si estás en la escuela o viajando, las personas que te rodean probablemente han experimentado sentimientos similares. Busca una persona en la que puedas confiar (un compañero de depto, un nuevo amigo, alguien en tu hogar, un asesor espiritual o un consejero profesional) y cuéntale lo que piensas.