/
60% descuento en la primera sesión - valor máximo $25 Selecciona el cupón y obtén la mejor lectura que alguna vez hayas experimentado! Elige a tu Psíquico

5 reglas de oro para sobrevivir a una relación amorosa a la distancia

5 reglas de oro para sobrevivir a una relación amorosa a distancia

Mantener una relación estable y comprometida es un trabajo que se construye a diario e implica mucho esfuerzo y, el hecho de estar separados físicamente lo complica aún más. No es relevante en esta instancia por qué tuvieron que separarse, la realidad es que mantener una relación íntima a larga distancia conlleva un sinnúmero de desafíos. Si bien algunos se sienten muy cómodos en ese tipo de relación, la realidad es que a la mayoría de las personas les cuesta adaptarse a un vínculo cuya característica principal es la ausencia prolongada de cercanía física.

Pero eso no significa que tu relación a larga distancia ya esté condenada al fracaso. Si vives lejos de tu pareja o estás a punto de hacerlo, considera evaluar las siguientes reglas que son esenciales para parejas a larga distancia:

Tengan objetivos claros. Algunas parejas pueden mantener una relación duradera y a distancia, pero muchas lo ven como un medio para alcanzar un fin. Solo están separados hasta que alguno de los dos finalice los estudios, encuentre un nuevo trabajo, ahorre suficiente dinero, etc. Hay un momento en el futuro en el que estarán juntos y ambos tienen un claro entendimiento de cuándo sucederá y quién se mudara. La distancia puede ser, sin dudas, difícil, por cuanto asegúrate que haya un objetivo final que haga que todo el esfuerzo valga la pena para ambos.

Hagan tiempo para encontrarse. ¿Están en diferentes zonas horarias? ¿Trabajan en horarios opuestos? ¿Están ambos ocupados con otras ocupaciones y cuestiones de la vida diaria? Es importante que dediquen un  tiempo exclusivo el uno para el otro regularmente, en un momento en el que se puedan conectar sin interrupciones. Claro, lograrlo puede requerir cierta flexibilidad y cooperación cuando las cosas se ponen frenéticas, pero hacer tiempo mutuamente es una forma esencial de crear y alimentar la intimidad y la cercanía, y de hacerle saber a tu pareja cuánto te importa.

Sean creativos con la comunicación. Envía mensajes de texto, comunicate por video,  chatea, habla por teléfono o saluda, pero no dejes que tu comunicación se transforme en una rutina aburrida. Úsalo como una oportunidad para disfrutar de la compañía del otro. Jueguen juntos online. Miren la misma película. Envíense fotos o videos divertidos durante el día. Y regresen a los hábitos de la vieja escuela de vez en cuando: envíense sorpresas y recuerdos que sirvan para fortalecer el  vínculo entre ambos.

Compartan las cosas aburridas. Cuando estás separada por la distancia y no te ves todos los días, puedes sentirte excluido de la vida del otro, por lo tanto, es muy importante compartir pequeños detalles. Cuéntale sobre la excelente comida que hiciste, el programa que has estado viendo, el drama que hay en el trabajo y disfruta cuando hacen lo mismo. ¡No se olviden de los detalles diarios!

Confíen mutuamente. Una relación a larga distancia requiere, como mínimo, sino exclusivamente, confianza. La distancia tiene el hábito de crear preocupación y paranoia en una relación que de otra manera sería feliz. No se ven todos los días, no saben en qué andan o con quién pasan el tiempo y esta paranoia sacude tu confianza. Así como eres honesta y merecedora de la confianza de tu pareja, dale crédito y muestrale el mismo respeto que tiene para contigo.

¿Te estás preguntando si tu relación funcionara a la distancia? Asegúrate de hablar con tu pareja antes de comprometerse ambos a intentarlo. Si te gustaria conversar el tema con alguien y recibir asesoramiento profesional, consulta a uno de nuestros talentosos asesores expertos en temas de amor y relaciones.