/

Guía para Principiantes | Lectura de Hojas de Té

Guía para Principiantes | Lectura de Hojas de Té

Desde la antigüedad, los videntes han buscado formas de interpretar las señales del universo en el mundo cotidiano. Practicaron la  videncia con elementos habituales que eran fáciles de conseguir -piedras, cera, papel, vino y otros. Luego de introducirse en el siglo XVI el té en Europa, éste se convirtió en un método muy popular de adivinación medieval. Después de tomar el té, examinaban e interpretaban las figuras y formas que quedaban de los restos de las hojas húmedas de té en la taza, las cuales revelaban verdades sobre el pasado, el presente y el futuro de las personas.
 

La lectura de las hojas de té, también conocida como taseografía o taseomancia, sigue siendo una forma común de adivinación. Si bien se necesita mucha práctica para convertirse en un experto en la lectura de hojas de té, es una actividad simple que puedes realizarla en tu casa y te permitirá profundizar en tu subconsciente y ganar mayor conocimiento sobre tu mundo interior.

Cómo funciona la lectura de las hojas de té

1. Reúne los materiales y concéntrate!

Antes de comenzar, busca hojas de té y una taza. Elige una taza de color claro o blanca y unas hojas de té negro fino en hebras. Si eliges una taza o tazón estrechos te resultará difícil de visualizarlas. Además, necesitarás una pregunta que te haga reflexionar mientras tomas el té. Tus energías están destinadas a darle forma a las imágenes en la taza. Se cree que cuánto más específica y concisa sea tu pregunta, más clara será la imagen.

2. Prepara una taza de té

Para preparar la taza de té adecuada para realizar la lectura, simplemente coloca las hojas de té en hebras en una taza y agrega agua caliente. No es necesario usar un infusor o colador, tampoco remojar el té, sólo debes esperar hasta que esté lo suficientemente frío para tomarlo.

3. Reflexiona y bebe

Tómate unos minutos para relajar tu mente,  reflexionar sobre tu consulta, y visualiza por último la transferencia de tu energía a las hojas del té.

Mientras tomas el té, sostén la taza entre tus manos y reflexiona profundamente sobre tu pregunta.

4. Dale un giro

Una vez que hayas bebido y dejado una cucharada de líquido, sostén la taza con la mano izquierda con el borde hacia arriba y gíralo suavemente tres veces de izquierda a derecha. Vas a notar algunas hojas que quedan pegadas al fondo. Gira lentamente la taza sobre el platillo hasta derramar todo el líquido restante.

5. Busca signos y símbolos

Cuando miras fijamente la taza, ¿qué ves? Redacta tus primeras impresiones. Confía en tu instinto e intuición al interpretar las imágenes. Deja que tu voz interior te siga guiando. Hay muchos libros y sitios web que te ofrecen el modo de interpretarlas. A continuación, encontrarás algunas imágenes comunes y sus definiciones:
 

ANCLA: Buena fortuna en los negocios; estabilidad en el amor.

PÁJARO: Buena fortuna; un viaje afortunado.

MARIPOSA: Éxito, placer.

CASTILLO: Puede venir una fortuna aunque puede que no sea económica.

CORAZÓN: Un buen presagio, probablemente dinero o matrimonio.

TIBURÓN: Un presagio de peligro.

ESTRELLA: Buena fortuna; con puntos puede indicar honor y riqueza.

TRIÁNGULO: Buena fortuna, fortuna inesperada.

RUEDA: Progreso; cambio.

6. Considera la ubicación

La disposición de las imágenes en la taza afectará el significado de las mismas. Las imágenes cerca del fondo de la taza significa que están alejadas ya sea en tiempo o espacio. Las imágenes cerca del borde significa que están cerca, recientes o próximas. Las imágenes cerca de la asa se refieren al hogar y la familia, mientras que las que se ubican enfrentadas a ellas evocan a otras personas o trabajo. Si varias hojas de té  se asientan en la base sin formar una imagen definida puede ser un indicio de que te esperan dificultades. Más cerca se ubique de la asa, es más probable que el problema sea consecuencia de tus propias acciones.

Hay mucho que aprender cuando se trata de la lectura de las hojas de té, sin embargo, si deseas iniciarte en ella, sólo necesitas una pequeña guía para interpretar los símbolos y -lo que es más importante- confía en tus instintos.